Buenos días a todos.

Es hora de una  Copa de Esperanza.

Yo soy Stephanie Winslow muy agradecida de estar con ustedes y traerles un mensaje de la Palabra de Dios.

Hoy me encuentro de nuevo en el set de grabación, preparando nuestros corazones y mentes para servir a nuestro Dios, permitiéndole que nos use como recipientes para comunicar el mensaje que Él tiene para todas las personas en el mundo, así que me siento alegre y emocionada de comenzar este día con la Palabra de Dios y empezar este día con ustedes, mis hermanos y hermanas en Cristo.

Gracias por acompañarme esta mañana y por ser parte de una Copa de Esperanza.

Aunque no me estás viendo, hoy estoy usando una cómoda manta que no sabía que existía hasta ayer, me estaba congelando, estoy acostumbrada a mi Florida, la sangre se diluye, mi sangre siempre ha sido delgada, pero se está volviendo más delgada. He estado tan helada. Pero con esta enorme y cómoda manta, me mantengo agradable, cálida y agradecida.

Hoy quería compartir con ustedes la virtud de la que hemos hablado anteriormente, empezamos una nueva serie aprendiendo a orar a través de las virtudes y  la anterior fue orar por la salvación.

Dios siempre tiene la salvación disponible para nosotros, simplemente debemos estar orando por aquellos en nuestra vida, por las naciones de todo el mundo, orando por la salvación, para todos los que buscan el poder escuchar a Dios.

La virtud de la que vamos a aprender hoy es que, CRECEMOS EN GRACIA Y CONOCIMIENTO

Esta declaración es directa de la Escritura, Pedro oró por las personas a la que estaba escribiendo sus cartas.

En el libro de Segundo Pedro se dice precisamente esta oración, pidiendo que las personas que ponen su fe en Dios crezcan en la gracia y el conocimiento de Dios.

Esto para mí es una imagen tan hermosa de cómo somos y que realmente nunca llegamos en ese punto máximo y podemos hasta dejar de crecer, que siempre hay espacio para que entendamos más acerca de Dios aprendiendo acerca de su reino y que él es infinito y eterno,  que simplemente nunca podemos llegar a ese nivel donde sentimos que tenemos suficiente,  siempre hay más que recoger, aprender, empaparnos y absorber sobre Dios. Y precisamente ese es mi desafío de hoy para mí y para ustedes.

La oración que tengo para nosotros hoy es que hagamos exactamente eso,  crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Salvador.

En Segundo Pedro 3:18. Dice así, más bien debes crecer en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, toda la gloria a Él ahora y para siempre.

Este es uno de esos momentos en que ni siquiera tenemos que usar nuestra creatividad y nuestras propias palabras para traducir este versículo en una oración, esto ya es una oración escrita para nosotros. Así que solamente tenemos que rezar correctamente, podemos simplemente tomar estas palabras y palabra por palabra decirlas y elevarlas a Dios.

La gracia de la que se habla aquí en este versículo mientras yo estaba indagando un poco en la escritura, es el resultado de que crecemos en la gracia, esa frase es lo que se debe a la gracia, eso es lo que es causado por la gracia o debido a la gracia, que esta sea una condición espiritual de alguien gobernado por el poder de la gracia divina.

Es el resultado de la condición espiritual de uno,  que es dirigido por el poder de la gracia divina.

Qué tan grande fue eso que me controlo, que me golpeó tan duro esta mañana, que quiero ser gobernado por el poder divino de la gracia de Dios, reconociendo que, he dicho esto antes en La Copa de Esperanza que yo solía creer que había un fin en la gracia de Dios y ahora sé que no es así.

Muchas cosas en mi  que han decepcionado a Dios, o que estaba fuera de su plan para mí, o que no estaba en consonancia con los mandamientos de la Biblia y me pregunto, si me saliera de la línea, un paso más largo y no lo sintiera? … Siento que alguna vez supe realmente cuál era ese paso, así que traté de marcar todas las líneas y vivir en mi casilla con el miedo de no ir demasiado lejos.

Un día cuando estaba en la universidad, una mujer estaba hablando en un evento, yo estaba en un ministerio del campus y ella acababa de hacer la declaración de que, nunca estás fuera del alcance de la gracia de Dios, y estoy segura que escuche esto muchas veces en mi vida creciendo en la iglesia, sí, puede que lo haya oído antes, pero nunca me di cuenta, como me impactó ese día, en ese evento, para nuestro ministerio universitario, donde cambió mi comprensión hacia Dios, reconociendo que siempre hay un mayor nivel de gracia y no es que eso, me dé permiso para seguir mi propio camino, sabiendo que siempre me aceptará de nuevo.

Pero tienes la libertad de saber que no importa lo que haga, puedo tenerlo en mi corazón, puedo desear en mi corazón estar en alineación con Dios. Esto no significa que no vaya a cometer errores. Esto no significa que el pecado no vaya a suceder, pero el solo saber que lo que importa es lo que Dios tenga para mi, solo importa lo que su gracia esté obrando en mí para moldearme continuamente, que él nunca me dejará ni me abandonará.

Él siempre está ahí conmigo por el poder de la gracia divina.

Me encanta esta declaración.

Tenemos que crecer en nuestro entendimiento, leí esta declaración porque me impactó.

Tenemos que crecer en nuestro entendimiento del Don de la Gracia de Dios, el darnos lo que no merecemos, ese favor inmerecido con Dios, tenemos que crecer en nuestro entendimiento de esa gracia que está disponible para nosotros.

Creo que, como nuevo creyente, como creyente inmaduro, solo tenemos un entendimiento que nos lleva hasta cierto punto, pero luego a medida que llegamos a conocer a Dios, y nos relacionamos más con él, esa comprensión de lo buena que es su gracia, es simplemente increíble.

Aún me sorprende lo lejos que su gracia se extiende, y lo que su gracia realmente hace por nosotros.

Y la segunda parte de este pasaje del segundo Pedro 3:18, habla de que no solo crecemos en el mensaje y en la gracia, sino en el conocimiento de nuestro Señor.

Así que esta también es mi oración por nosotros, así como Pedro oró por los creyentes de su tiempo para que crecieran en el conocimiento de Dios, un conocimiento con un aprendizaje más profundo, más perfecto y ampliado, de Jesús, un conocimiento que produce un resultado de intimidad.

Y lo que quiero decir con esto, es que, cuanto más tiempo pasamos con Dios, cuanto más sabemos de él, más hambre tenemos de él, ese ha sido el proceso que he atravesado, y estoy segura de que esa es la experiencia que muchos de ustedes han tenido, que cuanto más conocemos a Dios, cuanto más entendemos su corazón por nosotros, por otros creyentes, y vemos cómo se mueve, trabaja para restaurar, reconstruir y redimir lo que sucede, cuando le decimos que sí, y vemos cómo se mueve y trabaja de maneras locas que están más allá de nuestra comprensión.

Cuanto más lo conocemos, más crece ese conocimiento, cuanto más queremos saber, más deseamos saber de él.

Él es tan bueno y fiel a nosotros. Es asombroso saber que Dios está con nosotros y nos está guiando en el versículo en segundo Pedro 3:18.

Yo estoy tan agradecida de estar contigo. Quiero orar por nosotros mientras terminamos nuestra Copa de Esperanza juntos, roguemos para que Dios nos haga crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Salvador Jesucristo.

Vamos a rezar.

Querido Padre Celestial, vengo ante ti esta mañana con un corazón para el crecimiento, un corazón para comprender tu gracia, un corazón para crecer en sabiduría y conocimiento, para recibir la gracia que tienes para todos nosotros, tu gracia en abundancia.

Tu Gracia como este versículo lo describe, es para nosotros como creyentes que tenemos la habilidad de crecer en la gracia y el conocimiento de Jesucristo.

Rezo por mí misma, rezo por todos los que están leyendo ahora en este momento, por sus familias, por los creyentes que te encuentras en sus vidas, para aquellos que aún no te conocen, que abran sus ojos para que vean tu gracia.

Oro también por aquellas personas que leerán estas palabras en el futuro, padre que reciban toda la gloria.

Ruego para que tu Espíritu Santo sea liberado sobre nosotros para que podamos experimentar la gracia como nunca antes hemos experimentado, para que abras nuestros ojos a niveles más profundos de entendimiento, niveles más profundos de conocimiento para que conozcan, quién eres en tu bondad y misericordia en nuestras vidas.

Gracias, padre, por todo esto.

En tu nombre oro amén. Amén,  Amén.

Gracias por estar conmigo aquí hoy.

Si tienes una oportunidad, has una oración por mí, por nuestro equipo de trabajo, así como hoy me estás leyendo, también estamos filmando el mensaje de Dios, el programa Bloom today, nuestros invitados viajan, por favor oren que la mano de Dios este sobre todo esto, vidas cambiarán y transformarán a medida que analicemos las cosas difíciles por las que hemos pasado, y cómo Dios ha extendido su gracia en esas áreas y traído sanidad y restauración y paz.

Bendiciones, nos vemos.

Translado por Carola Perez-Vera

Stephanie Winslow Books & Resources

Get Your FREE 'Control Freak Freedom Journal' eBook & Subscribe to My Newsletter!

Join my mailing list to receive the latest news and updates.  I look forward to staying in touch with you!

You have Successfully Subscribed!

Cup of Hope Sticker

Join Now to Receive your Cup of Hope Sticker!

A Cup of Hope sticker is waiting for you! Celebrate our 1 year anniversary of Cup of Hope!

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This